PROPIEDADES DE LA PLATA

En JOY-EROS, trabajamos con la mejor materia prima, adquirimos plata pura (999) y realizamos nuestra propia aleación (92,5% plata , 7,5% cobre) para obtener la plata “925” garantizando piezas de la mejor calidad.

¿Como sabemos si efectivamente nuestra piezas son de plata realmente? Bien, primero debemos saber que el sello identificador 925, es un simple cuño con el que se marca la plata, el cual puede ser usado por mal intencionados para sacar provecho y vender por plata piezas que no lo son, y también puede suceder que algunos artesanos no sellen la plata por falta de experiencia, o decisión artística, etc. entonces es donde debemos recurrir a las propiedades físicas de este noble metal.

*Sabemos que su punto de fusión es a los 962°, y que la soldadura utilizada para unirla puede variar desde los 200 a 700° dependiendo la cantidad de plata de la misma, a mayor porcentaje de plata pura, mayor punto de fusión, pero si sometemos las piezas a esta prueba nos quedaríamos sin las piezas. aunque conservaríamos  la misma cantidad de metal.

*Sonoridad, he leído que en muchos foros, describen las propiedades sonoras de la plata como si se tratase de un instrumento musical, que resuena, pero esta técnica no funciona con piezas de fundición, o recocidas ya que las moléculas de la plata no se encuentras compactadas, endurecidas, como sucede al golpearla, laminarla, que es lo que le da esta propiedad de sonoridad

*Sabemos el peso especifico 10.5 gr/cm3, entonces sabiendo el volumen podemos determinar el peso, sino coincide no es plata. Para esto sumergimos la pieza a verificar en agua en u recipiente que especifique los mililitros, para saber el volumen, y luego pesamos la pieza, pero esta opción, si bien es certera, no todos tenemos al alcance una recipiente que especifique los mililitros o una balanza que nos diga las décimas de gramo.

*También podemos recurrir a las propiedad de la plata de sulfurarse, esto ocurre cuando ponemos en contacto a la pata con algún sulfuro como el de potasio (utilizado para empavonar) o con el cloro, así que sumergimos la pieza en lavandina y veremos como esta se oscurece rápidamente en solo un minuto, razón por la cual muchas veces las piezas que usamos se ennegrecen el porque las usamos cuando nos bañamos o lavamos los platos, ya que el agua de la canilla contiene cloro. Ahora como hacemos para volver la plata a su color característico, bueno! debemos calentar agua, pero que no hierva, la del mate es ideal, le agregamos sal de mesa (una cucharada sopera) y la vertemos sobre un recipiente recubierto de papel aluminio, dejando el lado brillante hacia el agua y la pieza a blanquear, y luego de 10 minutos la pieza debe volver a su estado original. Luego la secamos con una servilleta de papel, y listo!!! este es el procedimiento básico que utilizan las joyerías para verificar efectivamente si una pieza es de plata o de oro, utilizando distintas proporciones de ácidos para ver si reacciona con la pieza y así determinar su pureza.